¿Quieres Continuar el Trabajo de Martin Luther King Jr.? Únete a una Unión.

[BETTMANN VIA GETTY IMAGES] Dr. Martin Luther King, center, is surrounded by leaders of the sanitation strike as he arrived in Memphis, Tennessee, to lead a march in support of the striking workers in 1968.

Hace cincuenta años, Martin Luther King Jr. fue a Memphis, Tennessee para marchar con los trabajadores negros del departamento de sanidad en huelga. Los salarios eran malos y las condiciones tan inseguras que los trabajadores eran seriamente lesionados o hasta morían al usar los compactadores de basura de sus camiones. La ciudad de Memphis, su empleador, se negaba a hacer mejoras, los oficiales de la ciudad se negaban a actuar para mejorar sus salarios o su seguridad. Por lo que tomaron cargo del asunto y se fueron a la huelga, exigiendo dignidad básica y derechos civiles en el trabajo.

Durante los últimos años de su vida, King cambió el enfoque de su trabajo a mejorar condiciones de trabajo y pago para las personas sin importar el color de su piel. Medio centenario después de su asesinato en Memphis después de su marcha con esos trabajadores de sanidad, la lucha por derechos civiles se continúa cruzando con la lucha por los derechos de los trabajadores.

Organizar una Unión sigue siendo una de las maneras más poderosas para que los trabajadores de color obtengan respeto en el trabajo. Yo sé esto porque estoy organizando una Unión y es por la misma razón que los trabajadores de Memphis lo hicieron: Yo Soy Un Hombre.

Yo trabajo tiempo completo para United Airlines en las operaciones de catering en el Aeropuerto Internacional Newark Liberty. Soy chofer, lo que significa que manejo camiones montacargas para atender a los aviones de United. También descargo y deshecho desperdicios internacionales. Mis compañeros de las cocinas de catering de United en Newark, Houston, Denver, Honolulu y Cleveland son mayormente personas de color e inmigrantes y hacemos un trabajo muy importante para United. Si no atendemos a los aviones, no pueden despegar – pero nos han dejado atrás. A diferencia de los pilotos, azafatas y trabajadores de rampas, los trabajadores de catering somos los únicos empleados de primera línea que no tenemos una Unión, pero estamos trabajando duro para cambiar eso. Sabemos que merecemos la igualdad, seguridad y respeto de un trabajo de Unión.

Me crié en Elizabeth y Plainfield, Nueva Jersey, que se encuentran en las afueras de Newark en el área metropolitana de la Ciudad de Nueva York – una de las ciudades más caras del país. United no paga lo suficiente para que yo y mis compañeros de trabajo nos mantengamos al día con el costo de vida – algunos trabajadores de catering de United sólo ganan $10 por hora – y tenemos que tomar decisiones duras por ello. Yo vivo con mi madre en un pequeño departamento en Elizabeth donde la renta es casi la mitad de mi sueldo mensual. Cuando se agregan a eso los otros gastos básicos, no me queda mucho. Trabajo para una línea aérea que reportó $2.1 billones de ganancias en el 2017, y yo no puedo ahorrar. No puedo pagar por educación. Quiero aumentar mis opciones de vida, pero el bajo salario que gano en el aeropuerto lo hace imposible.

[BETTMANN VIA GETTY IMAGES] U.S. National Guard troops block off Beale Street in Memphis as civil rights marchers wearing placards reading “I AM A MAN” pass by on March 29, 1968.

Antes que pregunten por qué no simplemente encuentro un trabajo que pague más, déjenme decirles: En mi comunidad no hay muchas opciones de trabajo fuera del centro comercial y el aeropuerto de Newark. United es mi mejor opción, y necesita ser mejor. Y yo no estoy solo: Hay muchos trabajadores negros, jóvenes en las cocinas de catering de United y estamos organizándonos para la seguridad de tener una buena carrera – no los trabajos de salario bajo y sin futuro que existen ahora.

Al organizar una Unión los trabajadores de color tenemos una oportunidad de cambiar la dinámica desequilibrada de poder tanto en nuestra compañía como en nuestro país. Hoy en día, mientras más alto se llega en la cadena corporativa, se ven menos personas de color. Pero estamos recobrando el poder y poniéndolo en manos de la gente. Así es como elevaremos y empoderaremos a nuestras comunidades y crearemos espacio para los programas de tutoría de jóvenes, mejores programas después de clases y programas de arte que necesitamos. Esto empieza con el reconocimiento de nuestro valor, pagarnos de acuerdo a ello y respetar nuestro tiempo familiar. Y nosotros sabemos que funciona.

En toda la industria de hospitalidad en trabajos tradicionalmente desempeñados por trabajadores de color, hemos visto que la sindicalización ha avanzado los derechos humanos básicos. A través de la negociación colectiva los trabajadores han ganado lenguaje anti-discriminatorio en sus contratos, asegurado beneficios innovadores de salud para trabajadores con VIH y SIDA y hemos consagrado protecciones de vanguardia en contra de acoso sexual en el trabajo. Las recamareras de Unión en varios estados, incluyendo Illinois y California han ganado salarios de más del pago promedio, convirtiendo trabajos de bajo salario en reales carreras. Y hace tan solo unas semanas supimos que en Nueva York y Nueva Jersey trabajadores de aeropuerto como yo vamos en camino para asegurar el salario mínimo de $19 por hora por el que hemos estado luchando.

Muy frecuentemente, el legado de King es retorcido para ser seguro y comercial, pero su trabajo no fue eso. Trabajar para mejorar los derechos civiles en América nunca ha sido “seguro”. Cuando yo era joven vi imágenes de perros atacando a personas, y de policías tratando brutalmente a personas actuando a favor de los derechos civiles. Me preguntaba cómo podían salirse con la suya, pero conforme fui madurando me di cuenta que en muchos casos, no mucho ha cambiado. Sigue habiendo brutalidad policial. Los trabajadores todavía pueden estar atascados abajo, faltos de respeto. Pero eso no significa que no lucharemos por cambio. Los derechos civiles y los derechos de los trabajadores continúan unidos.

De niño me sentía intrigado por King y Malcolm X. Quería aprender todo lo posible acerca de ellos. Vi películas acerca de por qué marchaban y ahora esta es mi oportunidad de hacer algo siguiendo los pasos de King. Es por esto que estuve en Memphis el 4 de abril junto con más de 2,000 miembros de la Unión UNITE HERE para celebrar la vida de King y su legado de solidaridad con los trabajadores. Estuve orgulloso de marchar esta semana. Estoy aún más orgulloso de marchar en casa, al tiempo que lucho por una Unión – para mí, para mis compañeros de trabajo y para mi comunidad.

Lindell Lawrence trabaja como chofer de operaciones de catering para United Airlines en el Aeropuerto Internacional Newark Liberty. Vive en Elizabeth, Nueva Jersey.

Artículo original: https://www.huffingtonpost.com/entry/opinion-lawrence-king-union-united_us_5ac507d0e4b056a8f597b744